¡Bienvenidos a Huggies Latinoamérica!

¡No toquen a mi bebé!

Por primeriza o experimentada, algunas madres suelen proteger al recién nacido de manera posesiva. Si ven que otros lo alzan o lo tocan, aflora un instinto casi animal para proteger a su prole.
comparte
¡No toquen a mi bebé!

El rol materno es equilibrado cuando, además de protegerlo, cuida y guía a su niño para la vida.

Ser padres despierta muchas sensaciones en nuestro interior.

 

En cuanto a la mujer, llevar en el vientre a un niño y luego parirlo representa un desprendimiento no sólo físico sino emocional.

Si bien durante el primer año el bebé requiere cuidados especiales, en algunos casos surge una necesidad de protección tal, que a veces, no admite terceros.

 

Un apego especial

Suegras, padres y hermanitos deberán tener una paciencia de oro cada vez que se acerquen o sostengan al bebé y la flamante madre los mire de manera intimidante, como quien cuida algo de su propiedad.

¡No toquen a mi bebé!

El rol del padre es fundamental para que, justamente, el pequeño vaya ganando independencia.

Incluso, una serie de frases típicas interrumpirá ese momento con alguna excusa como:

 

  • “Lo tengo que cambiar”
  • “Le toca tomar la teta”
  • “¿Te lavaste las manos?”
  • “Tiene que dormir”

 

Según los especialistas, el perfil de una madre posesiva se presenta, por lo general, en mujeres que por algún motivo deben criar a sus hijos solas.

 

 

En armonía

El rol materno es equilibrado cuando, además de protegerlo, cuida y guía a su niño para la vida.

 

El bebé, desde su misma concepción, tiene entidad propia. Si bien en un comienzo la madre al atenderlo y alimentarlo parece ser el centro del universo del bebé, esa sensación es naturalmente mutua. No obstante, con el correr del tiempo, nuestro niño precisará vivir con autonomía. Aquí el rol del padre es fundamental para que, justamente, el pequeño vaya ganando independencia.

 

Algunos consejos prácticos para no ser una madre absorbente pueden ser los siguientes:

 

  • Incorpora a tu marido en la crianza del bebé
  • No busques ser una madre perfecta
  • Deja que tu entorno te ayude en los cuidados del bebé

 

 

comparte


0 comentarios de esta nota