¡Bienvenidos a Huggies Latinoamérica!

La leche materna

La primera leche materna se llama calostro. Durante los primeros días del post-parto esta sustancia de color amarilla y de textura espesa es el alimento que la naturaleza preparó para la transición de tu bebé a una vida fuera del útero.
comparte
La leche materna

La primera leche materna se llama calostro. Durante los primeros días del post-parto esta sustancia de color amarilla y de textura espesa es el alimento que la naturaleza preparó para la transición de tu bebé a una vida fuera del útero.

 

El calostro es ideal para los órganos todavía inmaduros de tu bebé. Se digiere rápido y es muy nutritivo y rico en anticuerpos que protegen a tu hijo de infecciones. Además, lo ayuda a eliminar el meconio de su intestino. Se denomina meconio a las primeras heces del recién nacido, que se caracterizan por presentar un color negro-verdoso o negro.

 

Durante la primera semana el calostro va perdiendo su tono amarillento y la leche se vuelve cada vez más blanca. Esta nueva leche es de dos tipos: una más líquida y escasa que se produce en los intervalos entre mamadas, comúnmente llamada “leche aguada”.

La leche materna

Durante la primera semana el calostro va perdiendo su tono amarillento y la leche se vuelve cada vez más blanca.

 

Es la primera que toma tu hijo al comenzar a mamar, y calma su sed. Al continuar con la succión se produce una segunda leche: más espesa, abundante, con mayor cantidad de grasas y proteínas. Se la conoce como “leche gorda” y le produce la sensación de saciedad al bebé.

 

Tu leche es el mejor alimento para tu bebé: preparada sabiamente para satisfacer las necesidades del pequeño en cada etapa de su desarrollo. Amamantar a tu bebé brinda innumerables beneficios tanto a tu bebé, como a ti.

 

 

comparte


0 comentarios de esta nota